• ODM

ENTREGA INFORME ALÉTHEIA.

El señor General Jorge León González, jefe del Estado Mayor Conjunto dio apertura a la jornada saludando a todos los participantes y agradeciendo en nombre de las Fuerzas Militares por este espacio de diálogo.


Reiteró el compromiso de la Institución con los procesos de verdad y reconciliación mediante en el aporte de experiencia, documentación y análisis del Ejército como una de las instituciones que más conoce el territorio del país y que ha acompañado a diario a las comunidades. Definió este compromiso como el actuar derivado del deber de memoria que como Institución legítima del Estado le corresponde, propendiendo por el derecho a la verdad de la sociedad colombiana y al reconocimiento de las víctimas del conflicto. Todo esto, siendo conscientes de que la verdad tiene múltiples voces, entre ellas las de los hombres y mujeres militares que han entregado su esfuerzo e incluso su propia integridad en cumplimiento de su mandato constitucional. Es por ello que el Ejército a través del CCOET en respuesta a la importancia de este trabajo de reconstrucción, desarrolló el plan Janus que cuenta con tres enfoques estratégicos: el primero dedicado al apoyo de las actividades de transición encabezados por el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, el segundo concentrado en la estabilización y consolidación del territorio y el tercero dedicado a los procesos de diálogo, negociación, desmovilización y sometimiento a la justicia de los grupos armados organizados. Es así como la Institución ha entregado a la JEP y a la Comisión de la Verdad, alrededor de 50 productos que dan cuenta del conflicto armado en las regiones de Colombia de manera diferenciada.


Por otra parte, en abril de 2017 se emitió el Decreto por el cual se constituyó la Comisión Para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, teniendo dentro de sus objetivos facilitar la comprensión a la sociedad colombiana del conflicto y es en reconocimiento de este trabajo que el Ejército hace entrega del informe Alétheia (nombre tomado del concepto de la filosofía griega que designa lo real y verdadero). Este documento es según lo expuesto, el resultado de una investigación ardua y seria sobre las violaciones al DD.HH e infracciones al DIH perpetradas por grupos armados ilegales en el periodo de tiempo comprendido entre 1961 y 2016 en el marco del conflicto armado, entre las cuales se evidencian ataques terroristas, daños a bienes civiles, reclutamiento de menores y violencia sexual, entre otros. Así mismo, se identificaron en este informe los principales patrones y causas explicativas de la violencia, reconociendo lo sufrido por las víctimas y narrando los sucesos con toda la responsabilidad social que requiere esta tarea. Finalmente, el General reiteró su agradecimiento hacia los organismos internacionales que han apoyado este proceso y expresó la solidaridad de las Fuerzas Militares hacia las víctimas.

PADRE FRANCISCO DE ROUX.

PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE LA VERDAD.

Tras haber presentado su saludo a todos los participantes, el Padre Francisco de Roux agradeció la entrega del documento y destacó especialmente la seriedad y compromiso del grupo investigativo designado por el Ejército para esta labor, señalando “el enaltecimiento que conlleva para el Ejército anteponer la verdad al prestigio de la Institución” al reconocer tanto sus aciertos como errores. Así mismo, resaltó la importancia de que hubiesen seguido la metodología de la Comisión e indicó que la Comisión valora el alto sentido de responsabilidad con el que la Institución manejó el informe manteniendo un lenguaje analítico y sereno que no incita al odio o a la venganza, lo que demuestra un trabajo juicioso con el propósito de lograr una paz estable en la sociedad colombiana. Planteó además algunas dudas sobre la ausencia de infracciones de grupos paramilitares en el informe, proponiendo un diálogo con el que cataloga como un serio equipo investigativo conformado en el ejército. Manifestó su voluntad de honrar a los militares víctimas de crímenes de guerra y de lesa humanidad, a los desaparecidos, muertos y afectados por minas antipersona para concluir su intervención resaltando la importancia de la colaboración entre las diferentes instituciones del Estado para alcanzar la verdad y la paz.

DOCTOR GIOVANNI ÁLVAREZ SANTOYO.

DIRECTOR DE LA UNIDAD DE INVESTIGACIÓN Y ACUSACIÓN.

el Dr. Giovanni Álvarez dio apertura a su intervención agradeciendo a las Fuerzas Militares por la invitación para recibir el informe Alétheia, recalcó la importancia de una verdad completa mediante la participación de todos los sectores involucrados en el conflicto para la obtención de la paz, es por ello que destacó la importancia de la entrega de este informe proveniente de quienes han enfrentado y vivido el conflicto en su totalidad para poder confrontar las múltiples voces de manera objetiva, lo que a su juicio permitirá la debida reparación y garantía de no repetición.

Aclaró que la finalidad no es únicamente lograr la paz sino la reconciliación y para finalizar, reiteró el agradecimiento a las Fuerzas Militares, especialmente por la sinceridad con la que han apoyado el proceso de construcción de la verdad.

ANA CATERINA HEYCK PUYANA.

MAGISTRADA DEL TRIBUNAL PARA LA PAZ – SECCIÓN REVISIÓN, JEP.

la Doctora Heyck Puyana agradeció la entrega de este informe detallando algunas de sus características como la división tripartita en que se presenta: Responsabilidad General, Violaciones al DD.HH y al DIH que afectaron a la población civil y violaciones al DD.HH y al DIH que afectaron a la Fuerza Pública, además de evidenciar la presencia de todos los sectores armados en el informe, lo que servirá como marco general para el estudio de la verdad. Destacó el doble valor de este documento, pues a su juicio, no radica su importancia únicamente en el aporte académico, sino como materialización del compromiso de las FFMM con la verdad y el esclarecimiento del conflicto armado que implica tener en cuenta las distintas voces y visiones.

PHILLIP GOLDBERG.

SR. EMBAJADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS.

En primer lugar, destacó la ardua labor que implica el conocimiento de la totalidad del conflicto armado en el país, felicitó a las FFMM por su participación en este proceso y por la buena voluntad que de su parte se ha evidenciado para examinar y aprender de sus errores.

Destacó además, los enormes sacrificios del sector militar y expresó el gran avance que este informe representa, recalcando los logros de Colombia hasta la fecha en materia de paz, pues en los últimos tres años el 25% de lo estipulado ha sido cumplido y en el último año el capítulo de víctimas avanzó aún más que cualquier otro punto del acuerdo como resultado del fuerte trabajo de las instituciones.

Hizo énfasis en el apoyo que Estados Unidos ha brindado tanto a la Comisión como a la construcción de la verdad y finalmente reiteró su agradecimiento para dar por concluida su intervención.

SEGUNDA PARTE DEL EVENTO

CONVERSATORIO MODERADO POR JULIANA RESTREPO – FILÓSOFA Y DIRECTORA DE FOROS SEMANA.

Síntesis e introducción por la filósofa Juliana Restrepo.

El Comando General de las Fuerzas Militares a través del CCOET ha presentado el informe Alétheia, nombre tomado de la filosofía griega que hace referencia a lo verdadero, lo que no se pude ocultar. Este trabajo inició en 2018 como investigación de infracciones al DIH y al DD.HH por parte de grupos armados ilegales durante el conflicto armado, específicamente en el periodo comprendido entre 1961 y 2016. En el presente informe se encuentran crudos ataques terroristas, secuestros, daños a bienes civiles, masacres, piratería aérea, reclutamiento de niños, niñas y adolescentes, asesinatos, ataques a población, desapariciones, daño a infraestructura civil, tortura, violencia sexual, secuestro, minas antipersona, desplazamiento forzado, ataque con explosivos y armas no convencionales, entre otros.


En el documento entregado se hace referencia a los orígenes y dinámicas del conflicto armado desde un punto de vista histórico atendiendo al mandato de la Comisión de la Verdad en nuestro país, poniendo de presente las formas en las que un militar puede también convertirse en víctima de manera directa o indirecta (homicidio, desaparición forzada, tortura, tratos crueles o degradantes, secuestro, lesiones que causaron o no incapacidad, desplazamiento forzado, accidentes relacionados o no con el servicio, minas antipersona, munición sin estallar, artefactos explosivos improvisados, violencia sexual, emboscada, perfidia, ataque a infraestructura civil, enfermedades psicoemocionales, suicidio, entre otros).


Este informe se suma a diferentes productos previamente entregados también al Sistema Integral como apoyo a la reconstrucción del tejido social del país.

Teniendo en cuenta esta breve introducción, la moderadora formulará una pregunta específica a cada panelista y cada uno deberá resolverla teniendo en cuenta la pregunta general del conversatorio.


pregunta general del conversatorio: ¿Cuál es el aporte de Alétheia para el esclarecimiento de la verdad del conflicto armado?

PREGUNTAS A LOS PANELISTAS.

Dr. Oscar Ortiz

Secretario Gabinete, Ministerio de Defensa Nacional.

¿Cómo debe avanzar el trabajo conjunto entre la Comisión y las FFMM durante este último año de vigencia de la comisión de la verdad?

Síntesis de la respuesta: El alcance de este informe es muy relevante para el trabajo de las instituciones que tienen por misión el esclarecimiento de la verdad en atención a los deberes constitucionales, pues Alétheia recuerda la afectación a las víctimas por parte de grupos ilegales cuyo pretexto fueron las injusticias sociales, pero impulsados en realidad a someter a la inmensa mayoría de colombianos que no se ha dejado imponer los designios de violentos a pesar de sus ataques incluso dirigidos en contra del mismo Estado durante muchos quinquenios. Visibiliza además las torturas a las que fueron sometidos integrantes de la Fuerza Pública que son personas meritorias pues exponen a diario su vida e integridad por salvaguardar los derechos y libertades de los colombianos.


Por otra parte, a pesar de la creencia errónea y usual hoy en día sobre la calidad de la labor desempeñada por las Fuerzas, que tiende a mostrarlas como instituciones compuestas por personas que están hechas para ser sacrificadas, este informe representa el reconocimiento de su sufrimiento que también es importante en el marco de la verdad y en este sentido es importante entonces el trabajo articulado con la Comisión por un reconocimiento completo de las víctimas.

Dr. Javier Gustavo Rincón Salcedo PhD.

Director del Observatorio de Derecho Militar, Pontificia Universidad Javeriana.

¿Cuál es el alcance del informe a la luz del DICA respecto a la identificación de patrones de macrocriminalidad en el marco del conflicto armado?

Síntesis de la respuesta: Según la Corte Suprema de Justicia es indiscutible que la identificación de patrones garantiza el derecho a la verdad al mayor nivel posible y en consecuencia, desde la perspectiva del DICA el alcance radica en su aporte a la verdad, pero desde la siguiente perspectiva:


1. Desde que permite agilizar el procesamiento de hechos que responden a patrones uniformes. El informe se caracteriza por exponer esta uniformidad haciendo uso del mismo método o línea investigativa de la Comisión tal y como lo puso de presente el Padre de Roux.


2. El informe facilita la categorización de los crímenes de lesa humanidad y graves violaciones al DIH, pues permite a través de los casos emblemáticos identificar comportamientos clasificables dentro de estas categorías que resultan esenciales para contribuir a la verdad.


3. El informe permite concentrar cualquier esfuerzo de la justicia en la identificación de máximos responsables por los crímenes cometidos y todo ello nos lleva al cuarto punto que es el cardinal y por el que todos trabajan.


4. Apunta a un mayor grado de satisfacción del derecho a la verdad en cabeza de las víctimas. El objetivo real es permitir el acceso a un documento que a través de una serie de elementos objetivos como estadísticas y testimonios brinda un mayor grado de satisfacción en beneficio de quienes sufrieron estas actuaciones.


Queda claro además, que no todo vale, ni siquiera en la guerra. En un conflicto no todo vale y en consecuencia quienes transgreden esa simple lógica de las reglas que así lo establecen, se encuentran no solo en una grave violación de derechos fundamentales sino que adicionalmente han victimizado a los miembros de la Fuerza Pública, pues como lo decía el señor Secretario en el Despacho del Ministerio de Defensa, es muy claro que los militares no están hechos como algunos piensan “para morir”, no son la “carne de cañón de la República” sino personas que acceden a una profesión tan legal como cualquier otra, enfrentando situaciones de violencia connatural a su función como militares, pero no por ello deben enfrentar cualquier tipo de agresión. No es una autorización para ser torturados.


El gran alcance es que de acuerdo con las normas del DICA no todo vale y quienes las transgreden son criminales, que las víctimas no son instrumentos, sino que son merecedoras de reconocimiento objetivo, no solo a través de simples reparaciones simbólicas que son “palmaditas en la espalda” y no permiten construir verdad.

Dr. Manuel Conde Orellana.

Diputado del Congreso de la República de Guatemala.

¿Cuál ha sido el papel desde su experiencia de las FFMM en los procesos de construcción de verdad en otros países y qué lecciones podrían ser aplicables en un país como el nuestro?

Síntesis de la respuesta: El derecho a la verdad conlleva la responsabilidad de saber qué hacer con ella, pues si bien es cierto que se busca incansablemente, esta verdad encuentra dificultades en conflictos armados atípicos como el conflicto en cuestión. El militar es reconocible en todo sentido, en tanto los actores armados ilegales no lo son, esto nos lleva a situaciones complejas para descubrir la verdad.


Poniendo como ejemplo el caso de Guatemala, las Fuerzas Armadas jugaron papeles determinantes tanto para la verdad como para la construcción de la paz. Lo que hoy presenta este informe es la verdad que los colombianos conocen y han vivido, el esfuerzo que hoy se plantea será un elemento fundamental para el encuentro con la verdad y la construcción de la paz en Colombia. En cuanto a las Comisiones, en Guatemala se estableció que estas no son jurisdiccionales, no individualizan y no tienen propósitos judiciales, pero en la realidad la información entregada ha servido como peritaje o instrumento legal para el enjuiciamiento de oficiales que llevaron a sus filas a encontrar la paz, estos informes fueron utilizados perversamente para obtener fines distintos contra oficiales que tuvieron el valor de someterse a la búsqueda de la verdad.


Lo que debería esperarse en el caso de Colombia es que la Comisión sepa encontrar una verdad que sirva para la reconciliación de hechos que no se van a repetir y se van a reparar en la medida de lo posible, que sea un esfuerzo verdaderamente sobre la base de la verdad para la construcción de la paz y nunca para que sea una herramienta útil en manos de aquellos que trasladan la guerra de lo militar e ilegal a lo judicial. Se reconocen los esfuerzos de la Comisión y del Ejercito, así como de la sociedad colombiana que busca una paz firme y estable, pero eso solo se logra sabiendo utilizar la verdad para llegar al perdón, a la reconciliación y a nuevas condiciones.

BG. Javier Alberto Ayala Amaya PhD

Comandante del Comando Conjunto Estratégico de Transición.

Aletheia se suma a los informes entregados por las Fuerzas Militares y siguiendo esta línea se formula la pegunta ¿Cuál debe ser el lugar y alcance de los aportes realizado por las FFMM de cara a la construcción del informe final que debe entregar la Comisión?

Síntesis de la respuesta: Siguiendo el lineamiento del presidente para obtener la paz con legalidad se ha construido el plan Janus, como muestra del apoyo de las Fuerzas Militares a la construcción de la memoria histórica ante la Comisión, así como el apoyo a los ejercicios de justicia de la JEP, otra clara manifestación de esta voluntad es que la misma Institución se hace cargo de la protección a excombatientes en las denominadas ETCR.


Teniendo en cuenta las dudas planteadas en un inicio por el Padre de Roux sobre la línea investigativa encaminada a develar infracciones de las autodefensas, es importante hacer claridad en que este punto se abordó con mucha responsabilidad por parte del grupo de investigadores.


Para dar respuesta a las inquietudes del Presidente de la Comisión, se mencionó a grandes rasgos el contenido del informe sobre el actuar de todos los sectores armados ilegales a pesar de que la justicia especial no está dirigida a todos ellos, pues como lo advirtió la Magistrada Heyck, esto da claridad contextual a la investigación. Todo esto, entendiendo que detrás de la información aportada hay víctimas y sufrimiento.


Debe también resaltarse la labor de las Fuerzas Armadas que con su sacrificio lograron llevar a los grupos armados ilegales a claudicar en la lucha armada para llegar al punto de búsqueda de la paz. Por ende, lo que la Institución espera es la reconciliación nacional, que esa fuerza de la verdad colectiva e individual como derecho inalienable retribuya el sufrimiento de miles de colombianos entre los cuales se han caracterizado más de 317.000 miembros de la Fuerza Pública que además de ser héroes, son víctimas del conflicto armado, sin contar a las mujeres hoy viudas y sus hijos. De cualquier forma, siempre ha sido superior el compromiso con la paz, a tal punto que alrededor de 2.100 miembros de las FFMM son comparecientes de la justicia transicional para brindar su verdad individual.


Es necesario destacar la importancia de entregar la verdad y contribuir al mandato de la Comisión por la reparación a las víctimas, entendidas como el grupo de nueve millones de personas que padecieron el actuar de los grupos armados financiados por el narcotráfico. En atención a ello, este proceso de reconstrucción debe evitar tergiversaciones para llegar a caminos de reconciliación con las futuras generaciones.

Finalmente, esta intervención concluye agradeciendo las altas valoraciones dadas por los presentes al esfuerzo de este informe que se suma a los 50 documentos previamente entregados a la Comisión y poniendo a disposición del padre de Roux toda la información relativa a las dudas expuestas.


Una vez finalizada la etapa de preguntas individuales, se concedió la palabra al Comisionado Carlos Ospina quien para cerrar este evento agradeció a las Fuerzas Militares e insistió en la necesidad del trabajo articulado entre las instituciones comprometidas con la obtención de la verdad como paso para llegar a una paz estable y duradera.

74 visualizaciones0 comentarios