• ODM

Fuerza de Protección Ambiental combatirá la deforestación en parques

El Ministro de Defensa dijo que el grupo combatirá actividades ligadas al narcotráfico y la minería.


Detrás de los incendios forestales registrados este fin de semana en la serranía de La Macarena y el Parque Nacional Natural Tinigua –que han consumido más de 100 hectáreas de bosque– estarían las disidencias al mando de ‘Gentil Duarte’. Para fortalecer las acciones de preservación medioambiental que vienen adelantando los uniformados, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, anunció ayer que se conformará una Fuerza de Tarea de Protección Ambiental que unificará las capacidades “con el fin de impedir que las economías ilícitas sigan destruyendo esos activos estratégicos de la nación”, afirmó.

Esta Fuerza, que sería creada a través de una directiva, está en planeación y contará con personal especializado –un número aún por definir– de la dirección de Carabineros de la Policía y la brigada contra el Narcotráfico del Ejército, además de los hombres de cada unidad militar de la zona que se vaya a intervenir. De acuerdo con Trujillo, esta Fuerza de Tarea será “el resultado de una estrategia renovada y fortalecida de la Política de Defensa y Seguridad del presidente Duque, con la que se busca unificar y desarrollar nuevas capacidades en defensa de los recursos naturales”. Para el  ministro Trujillo, estos incendios en estas zonas protegidas son “un crimen contra el patrimonio de los colombianos y de la humanidad”, pues allí “confluyen los ecosistemas de la Amazonia, la Orinoquia y la región Andina”. El ministro también dijo que estas conflagraciones son una retaliación por las acciones que ha venido adelantando la Fuerza Pública a través de la operación Artemisa. Dicha operación, lanzada desde el año pasado, busca proteger de la deforestación las reservas naturales que están siendo afectadas por las actividades ilícitas de estas redes que se financian de la minería ilegal y el narcotráfico, entre otros; y que terminan contaminando el agua, la biodiversidad y el medio ambiente.


Una fuente del Ministerio de la Defensa señaló a EL TIEMPO que la Fuerza Pública ha concluido, con base en el trabajo en el terreno, que “desde el año pasado las disidencias han trasladado a campesinos al parque La Macarena con la finalidad de que construyan sus hogares en el lugar, y ayuden a talar los árboles con dos finalidades: llevar ganado y plantar matas de coca. Actividades totalmente prohibidas en estos lechos naturales”. La situación es tan compleja en la región que dos militares que participan en la operación Artemisa se encuentran secuestrados desde el sábado en la tarde por un grupo de campesinos en La Macarena que buscan bloquear a los uniformados. EL TIEMPO estableció que una comisión de alto nivel de la Defensoría del Pueblo está en la zona mediando por la liberación de los uniformados.

Los logros de Artemisa

En menos de un año de actividades, gracias a la operación Artemisa, se han recuperado 5.300 hectáreas de parques naturales en Putumayo, Caquetá y Guaviare. En esta campaña han participado 22.300 uniformados, quienes han incautado 21.564 metros cúbicos de madera y han brindado apoyo para extinguir 130 incendios forestales. El comandante de las Fuerzas Militares, el general Luis Fernando Navarro, señaló que las operaciones contra los grupos armados residuales (disidencias) se han concentrado en afectar a los otrora frentes primero, séptimo y 68 de las Farc, “propinando golpes contundentes como la muerte de ‘Rodrigo Cadete’, que era el encargado de articular las amenazas en el suroriente del país. El oficial se refirió a las amenazas que han recibido los guardaparques en diferentes zonas del país, y que en algunos casos los ha llevado a abandonar sus puestos de trabajo. “Hemos hecho las reuniones respectivas con Parques Nacionales para entender el fenómeno, y en el día de hoy (lunes) hay un consejo de seguridad en Boyacá para adoptar otras medidas”, afirmó Navarro. Sobre temas de seguridad, el comandante de las Fuerzas Militares puntualizó que en los parques de la Orinoquia y la Amazonia se está desarrollando un plan “para hacer una presencia aún mayor de la que se está haciendo”. Por su parte, el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, se refirió al riesgo que afrontan los funcionarios que están al servicio del medio ambiente. “Estamos amenazados por ser defensores de la vida, eso molesta en los territorios, no solo en Colombia. (...) Estamos amenazados por la conservación del medio ambiente”, puntualizó.

‘Parques no responde por el orden público’

Ante las amenazas que recibieron algunos guardaparques de las áreas protegidas de la Amazonia, Julia Miranda, directora de la entidad, dice que quienes deben responder son la Fuerza Pública y la Fiscalía. ¿Qué necesitan para que los guardaparques retomen sus labores? Somos una autoridad ambiental que trabaja con las comunidades locales para lograr la conservación de las áreas. Parques no es el responsable del orden público ni la seguridad nacional. La Fuerza Pública, la Fiscalía están encargadas de esa misión y definen las medidas que deben tomarse en este tema. Ante lo ocurrido en La Macarena, ¿cómo van a recuperar la confianza con los campesinos? Parques ha reconocido a los campesinos y a las organizaciones campesinas que habitan los parques Macarena, Tinigua y Picachos, y con ellos hemos dialogado y llegado a acuerdos para detener la deforestación. Acordamos que después de noviembre de 2016 no habría más deforestación. Pero han llegado nuevas personas a deforestar, incendiar, ocupar. Esas personas deben salir y parar sus actividades ilegales. ¿Cuál es entonces la política, parques con o sin gente? La política de parques es trabajar con la gente para lograr la conservación de estas áreas.


Fuente: (Justicia, El Tiempo , s.f.)

https://www.eltiempo.com/justicia/conflicto-y-narcotrafico/conforman-fuerza-de-proteccion-ambiental-para-proteger-parques-naturales-465812

3 visualizaciones0 comentarios